El Gato en la Ventana. (Parte II)

share small El Gato en la Ventana.   (Parte II)  Marketing Digital Surfing Agencia

Por Jose Manuel Moreno “Qulon”

Casi ha subido la red entera cuando de un coletazo algo le salpica de arriba abajo, asi que sube lo que queda de la red con una mano mientras con la otra coge el garrote de madera.

Unos centímetros mas y salen algunas sardinas bien gordas y un centollo, que el viejo va pensando que serán su cena y la de su hija.

Al fondo de la red hay un pez como nunca ha visto. Parece una lubina grande, pero más ancha y sus escamas son doradas y rojas. El viejo coge el garrote, pero lo deja al momento.

No usaré el garrote contigo, eres demasiado bonito – le dice al pez que pesará sus buenos 12 kilos.

No te voy a dar con el garrote, estropearía tu carne y quiero venderte yo mismo.- El viejo piensa que si lo vende en la lonja quizá le den 5 ó 6 libras, pero si se pone la chaqueta negra y lo va a vender el mismo al barrio rico, quizá le den 20 ó 30 por el.

El pez dorado boquea en el fondo del bote y el viejo decide taparlo con unas lonas, para que se mantenga más fresco y el sol de mediodía no lo estropee.

Mientras rema de vuelta a la aldea va pensando en que la hija tendrá que coserle una manga deshilachada. Con buena presencia quizá hasta le den 40 libras por el pez.

Mientras se acerca a puerto se va encontrando con otros pescadores, mas jóvenes, que le miran a el y a su bote con una mezcla de burla y desprecio. Hace tiempo que el viejo no consigue igualar las capturas de los más jóvenes, además alguno de ellos lleva motor y redes de plástico que según el viejo dañan a los peces y matan mas que de lo que capturan.

Uno de los jóvenes le grita – ¡Eh viejo! ¡¿Pescaste mucho?!

El viejo no quiere que se rían de el y tiene miedo de que le roben el pez, así que levanta los hombros mientras ensaya una sonrisa y arquea las cejas.

- ¿Otra vez sin nada? Tu hija se va a enfadar contigo viejo. Por cierto, a ver cuando nos la presentas. – termina mientras suelta una risotada.

El viejo se vuelve a hacer el tonto enseñando su sonrisa desdentada mientras levanta la mano a modo de saludo.

Cuando llega a tierra descarga cuidadosamente las redes y las pone a secar. Después saca la caja de madera en la que lleva un puñado de sardinas y un centollo pequeño y lo deja a la vista de todos.

Con cuidado coge la lona en la que ha envuelto al pez y se la echa bajo el brazo.

La casa del viejo solo tiene 3 habitaciones. En una de ellas se amontonan el salón la cocina y un secadero. En las otras dos están el viejo y su hija.

Aunque hace ya 15 años que la llama hija, ambos saben que no son parientes. Un viejo amigo le dejo a cargo de ella poco antes de morir.

(continuará)

share small El Gato en la Ventana.   (Parte II)  Marketing Digital Surfing Agencia
None found.
 El Gato en la Ventana.   (Parte II)  Marketing Digital Surfing Agencia

About

0 pensamientos sobre “El Gato en la Ventana. (Parte II)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title="" rel=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>