A través de los ojos de Laura.

share small A través de los ojos de Laura.  Marketing Digital Surfing Agencia

Por José Manuel Moreno (QULON)
Si pudiésemos ser todo lo que queremos ser, el mundo sería mucho mejor y diferente. Sería como el mundo de Laura. Tiene 11 años. Bueno, eso por lo menos es lo que dice su ficha clínica. Laura tiene una deficiencia mental severa, y en apariencia, es como un vegetal. La veo de tarde en tarde sentada en la terraza de su casa, calentada por el suave sol de la primavera del Norte.

Siempre está en su silla de ruedas que se ha convertido casi en parte de su cuerpo.

Vegetal. ¿Qué significa esto?, Significa que se le debe alimentar con una sonda y que permanece todo el día inmóvil mirando un punto invisible en la playa, desde la terraza, o desde donde la ponga ese día su madre.
Laura vive con su familia frente a una playa de Cantabria. No sé por qué un día comencé a saludarla con la mano desde el aparcamiento de las dunas, mientras desataba mi tabla del techo del coche, y aunque no podía haber respuesta por su parte, nació en mí una especie de complicidad secreta (si esto es posible con alguien en su estado)

De tanto saludar a Laura y observarla día tras día, comprendí que su vida no podía ser lo que ella deseaba que fuera; inmóvil hasta la hora de la próxima comida, todos los días, uno tras otro, exactamente lo mismo. Cada mañana yo repetía el ritual de siempre: aparcar, mirar las olas desde la duna, desatar el tablón, ponerme el traje de neopreno y caminar hasta la playa. Siempre después de saludar a Laura con la mano.

Una noche, soñé que me acercaba a su casa, y que después de saludarla me acercaba a mirar dentro de sus ojos negros, como la noche o la muerte, y así entraba dentro de su mundo, aquel lugar que solo ella podía ver.

Caminé lentamente por un túnel oscuro y deprimente, se escuchaban muchas voces mezcladas, la de un hombre que decía: “Su hija es deficiente mental”, la de una mujer que gritaba: “Nadie puede cuidar de ella” – al parecer nadie pensaba nunca en Laura, sólo en si mismos y en lo que opinasen los demás.

De pronto, divisé una luz muy intensa y al atravesar una carretera conocida por mí, pude ver que aquella luz era un enorme sol. Bajo el sol estaba Laura, en aquella playa que conocía como la palma de mi mano. Soplaba sobre el mar y fabricaba las olas que rompían contra el fondo de arena.

Laura estaba de pie, sobre las aguas, ya no existía la silla, ni la sonda, ni las voces. Sólo era ella y el mar. Laura empujaba al Sol con sus manos, frenando su caminar, prolongando lo que parecía un día mágico de verano.
Cogí mi tablón y remonté las olas, limpias, cristalinas, mágicas. Tras remar de rodillas una de ellas, me puse de pié y giré hacia la izquierda. Laura aplaudía y reía mientras me miraba surcar la pared esmeralda. Así seguimos lo que parecieron varias horas, yo intentaba maniobras imposibles mientras ella reía a carcajadas cada vez que me veía caer al agua.

Entonces, algo me hizo regresar, atravesé nuevamente la carretera y me encontré de pronto frente a la silla de Laura, observando a la niña inmóvil que miraba al cielo.

Comprendí así que cada día, cada mañana, en la terraza de su casa de la playa, Laura miraba hacia el cielo, inmóvil, esperando. Su cabeza giraba a veces lentamente de oriente a poniente, siguiendo la trayectoria del Sol, tratando de alcanzarlo con sus débiles brazos que nunca pudo mover.

Para el resto del mundo se trata de una niña sin curación posible, un triste accidente de la naturaleza, una desgracia para su familia.
Esos no conocen ni a Laura ni a su mundo. Un mundo donde la silla no significa nada, donde ella corre cada día con el Sol entre sus manos y puede sonreír cada vez que me ve caer de mi tabla.
Un mundo donde puedo caminar sobre las olas que ella fabrica, y descansar cuando ella suelta el sol detrás del horizonte. Un mundo donde todos somos niños que corren con un sol en las manos.

share small A través de los ojos de Laura.  Marketing Digital Surfing Agencia
None found.
 A través de los ojos de Laura.  Marketing Digital Surfing Agencia

About

0 pensamientos sobre “A través de los ojos de Laura.

  1. Me has dejado sin palabras, es un fogonazo que te deslumbra y despues te deja la retina llena de luces parpadeantes; como mirar ese sol que Laura empuja.
    Impresionante.
    Muchas Gracias.

  2. Hola José.

    Esta tarde he descubierto la web de Nalu, en un mail que me ha mandado su webmaster, nuestra buena amiga Irene.

    Leer cosas así, me hacen recordar, reir, llorar, pensar y saber que lo que un foro unió, parece que nadie nunca podrá separar, y espero que este sea nuestro definitivo punto de encuentro.

    Un abrazo.

  3. Es precioso tu relato, qulon. Me ha encantado.Muchas gracias por abrir una ventana a la sensibilidad, y por darnos una oportunidad de mirar lo cotidiano más allá de lo obvio.
    Un abrazo Q.
    Y para awakate otro abrazo muy fuerte y encantados de tenerte por aqui, ya nos contarás, q me he enterado de cosillas…

  4. Un montón de reflexiones a partir de este texto tan bonito…
    Un abrazo Q!

  5. Gracias compadres.
    Y gracias a Nalu por juntarnos de nuevo en la red, por que fuera de ella ya no hay quien nos separe tios.

    Saludos,

    Q.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title="" rel=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>